Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

Consejos de mantenimiento para tu trompa

Consejos de mantenimiento para tu trompa

Aunque todo músico sabe que debe dedicar un tiempo al cuidado del instrumento, muchas veces, por ahorrarnos tiempo y dinero, simplificamos esta tarea a lo mínimo posible sin saber exactamente cómo puede afectarnos esto a largo plazo. Desde el Taller Sanganxa, queremos darte unos consejos de mantenimiento para tu trompa, al menos una vez al mes, de una forma sencilla y sin complicarnos en exceso pero sin desatender ningún elemento.

Trompa consejos mantenimiento 1Limpieza de las bombas

Para la limpieza de las bombas, las sacamos de los cilindros, con cuidado de no golpearlas, y limpiamos la grasa que puedan tener antes empezar a engrasarlas de nuevo. Recuerda que, si echamos la grasa nueva sobre la vieja, se nos irá quedando una pasta que con el tiempo se irá pegando al metal. Esto se puede limpiar fácilmente con un trapo o un papel impregnado con un poco de gasolina Zipo. Una vez limpias, aplicamos sobre las bombas un gel, nosotros te recomendamos o bien el Hetman del nº 7 o la grasa La Tromba para corchos y bombas.

Limpieza de los rotores

Para la limpieza de los rotores, nuestros técnicos recomiendan el aceite Hetman nº 11 Synthetic Rotor Oil para los instrumentos nuevos y, si tu trompa ya tiene varios años, puede funcionar mejor un aceite con mayor densidad como el Hetman nº 12 o el T2 Valve Oil de La Tromba con el que podemos compensar los posibles desgastes.Trompa consejos mantenimiento 2

Para las trompas con el sistema de miniball, es recomendable utilizar dos tipos de aceite adicionales: productos más densos como el Hetman nº 15 para aplicar en el miniball, y un aceite más líquido como el Hetman nº 13 para el eje. Para las trompas con sistema de hilos, no necesitarás el Hetman nº 15 del miniball.

Ten en cuenta que los rotores están mucho más expuestos al rozamiento, por lo que es recomendable engrasarlos mucho más a menudo que las bombas, una vez a la semana por ejemplo. Y, si estás una temporada sin tocar, también conviene engrasarlo cada 15 ó 20 días porque, aunque no lo estés usando, las piezas se pueden pegar y podrán dar problemas cuando decidas volver a coger el instrumento.

Independientemente de la antigüedad o del tipo de maquinaria de nuestra trompa, lo recomendable, en todo caso, es utilizar distintos tipos de aceites porque con ellos no sólo conseguimos lubricar el instrumento sino proteger cada una de las piezas como corresponde. Si optamos por utilizar un único aceite para todas ellas, no protegeremos correctamente nuestra trompa, por lo que podrá aparecer óxido u otro tipo de problemas más adelante. Si tienes dudas, te invitamos a leer nuestro post sobre los tipos de aceite para instrumentos de viento metal.

aceites-1

Limpieza del tudel y las boquillas

Para la limpieza del tudel, puedes hacerte con un cepillo flexible para trompa como el Yamaha Cleaner S, y la escobilla Mouthpiece Swab para la boquilla. También resulta muy útil el adaptador Tilz 950, un acople para la ducha que te permitirá limpiar con agua a presión el interior del instrumento. Recuerda que es importante secar la trompa con un secador en frío, para evitar que la propia cal del agua se quede en el instrumento.

Por último, puedes limpiar el exterior con una gamuza específica para el tipo de metal de tu trompa (lacada, plateada o sin laca) y utilizar productos  que te ayuden a quitar las manchas de grasa.

polish trompa

Como forma de evitar que la humedad se vaya quedando dentro del instrumento y también en el estuche, te recomendamos guardar la trompa en casa por las noches con la caja abierta o en algún soporte de tal forma que el estuche respire y no acumule esa humedad.

Recuerda que, en todo caso, debes mantener el instrumento bien lubricado (lo que te evitará visitas indeseadas al taller) y así, con una sencilla revisión anual realizada por un especialista, conseguirás que tu trompa se mantenga más tiempo en las mejores condiciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X