Envios GRATIS a partir de 65 €
(+34) 616 064 091 info@sanganxa.com

Nuestra Tienda Online sigue funcionando con normalidad, la atención al cliente está activa de 10:00 a 18:00 a través del 616 064 091.

 

Nuestra Tienda Online sigue funcionando con normalidad, la atención al cliente está activa de 10:00 a 18:00 a través del 616 064 091.

5 recomendaciones para la limpieza de tu flauta travesera

Cuando empezamos a estudiar un instrumento, una de las primeras cosas que aprendemos a realizar y que incorporamos dentro de la rutina de estudio es la limpieza. Esto es fundamental para que se mantenga en buenas condiciones y para que nos dure muchos, muchos años. Para ayudarte a realizar esta tarea diaria de la forma más práctica, te damos 5 recomendaciones para la limpieza de tu flauta travesera. ¡Toma nota!

1 Antes de tocar

La mejor forma de tener tu flauta siempre limpia es no ensuciarla. Aunque parezca un comentario de madre, es cierto que no hay nada mejor que prevenir antes de tocar. Cuando vayas a estudiar, recuerda lavarte bien las manos con agua y jabón para eliminar bacterias y posibles restos de grasa. Evita beber refrescos o bebidas que contengan azúcar, o comer antes de tocar. Si lo haces, recuerda lavarte los dientes para evitar que los restos de azúcar, etc. pasen al instrumento porque, en ese caso, será mucho más complicado limpiarlos después.

2 Recuerda limpiar las partes de la flauta por separado

La flauta es un instrumento que se ensucia con facilidad, pero es muy sencillo de limpiar. Sólo tienes que tener en cuenta que debes limpiar sus partes por separado. Utiliza una varilla con un paño limpiador para cada parte y, en el caso del cuerpo, recuerda que debes limpiarlo por los dos lados para poder acceder a las zonas más difíciles.

Recuerda que nunca debes coger el instrumento ni apoyarlo sobre las llaves para no ejercer presión sobre ellas, ya que éstas podrían sufrir y causar problemas en un futuro.


3 Lo que no se ve

Limpieza bisel flautaUna de las partes donde más suciedad se puede acumular es el bisel, donde golpea directamente el aire y donde se dirige gran parte de la saliva. Para limpiarlo bien, puedes utilizar este truco: anuda el trapo a tu dedo índice y pásalo por debajo del bisel de tal manera que llegues a todas las partes que no se ven de forma sencilla.

4 Límpialo con materiales adecuados para ello

Para limpiar el exterior de tu flauta necesitarás una varilla y un paño limpiador, que puede estar fabricado en materiales de microfibra como los modelos que ofrece Yamaha o en seda como los de BG. Para el exterior, puedes utilizar un paño limpiador específico para superficies plateadas como los de Yamaha o uno genérico que no sea específico para plata como las gamuzas de Powell. Nuestra recomendación: hazte con uno de cada para poder combinarlos. Será mejor para tu flauta.

5 En profundidad

Limpieza zapatillas flautaLa limpieza del instrumento es algo que debes realizar siempre después de tocar, al menos de una forma más o menos general. Pero recuerda que, de vez en cuando, le vendrá bien un repaso en mayor profundidad. No te olvides, por ejemplo, de las zapatillas. Puedes limpiarlas con un bastoncillo de los oídos y el limpiador de zapatillas Pad Juice, un líquido que eliminará la suciedad y evitará que se peguen.

Los kit de mantenimiento de Yamaha, por ejemplo, te ofrecen una variedad de productos de limpieza que incluyen limpiadores para las chimeneas y papel para las zapatillas. Una opción económica para hacerte con un buen equipo de limpieza.

Como siempre es más sencillo si tenemos una ayuda visual, hemos preparado este vídeo con todos los pasos para que os sirva de guía. ¡Esperamos que os guste!

 

El cuidado completo para tu flauta con la varilla Valentino

Varillas Valentino limpieza flauta

La limpieza de tu flauta es fundamental para mantener su sonido durante mucho tiempo. Y, aunque existen en el mercado infinidad de productos adecuados para limpiar el instrumento, hoy queremos destacar una de las mejores opciones para el cuidado completo de tu flauta: la varilla Valentino.

valentino_wand

Podemos encontrar muchas formas de bastoncillos, sticks y varillas tanto para flauta como para flautín. Es cierto que todos ellos presentan beneficios para el cuidado de nuestro instrumento, pero ninguno de ellos ofrece las ventajas de las Varillas Valentino.

¿Qué ofrecen estas varillas? Ya sean para flauta o para flautín, estas varillas están fabricadas con microfibra ultra absorbente y muy duradera que, a la vez que alejan la humedad, nunca rayan el tubo del instrumento por dentro. La vara,  fuerte y ligera, es resistente a la corrosión y dura varios años en perfectas condiciones.

Las varillas Valentino, únicas en su estilo, han sido especialmente diseñadas para conseguir los mejores resultados para el cuidado de la flauta: limpiar de manera cuidada y completa. Los flautistas saben lo importante que es limpiar y secar bien el instrumento cada vez que se toca, algo que repercute directamente en el sonido y en el timbre del instrumento. Por eso, las varillas Valentino para flauta y flautín son el modo más fácil y efectivo de hacerlo.

valentino varilla dos piezas

El diseño de la varilla ayuda a limpiar el tubo entero, incluyendo el corcho, una parte fundamental del instrumento en la que especialmente se suele acumular la humedad y en la que conviene extremar el cuidado.

La varilla tiene un tejido absorbente de color violeta sobre una varilla de fibra de carbono. Este material le proporciona la fuerza para ser duradera y al mismo tiempo es un limpiador lo suficientemente pequeño para entrar en cualquier flautín.

En cuanto a su estructura, la varilla está formada por dos piezas que se unen para limpiar el instrumento sin necesidad de retirar la cabeza. Esta función es muy importante cuando necesitamos limpiar el instrumento, por ejemplo, durante una actuación. Así, de una forma rápida, accedemos a todas las partes de la flauta sin tener que desmontarla.

Varillas Valentino flautin

Cuando la varilla se separa en dos piezas, cabe perfectamente en la funda del flautín o de la flauta. Precisamente, su funcionalidad reside también en la facilidad para guardarla, ya que su pequeño tamaño permite que se pueda llevar siempre en cualquier estuche.

Una vez terminada la limpieza de la flauta, se debe guardar la varita húmeda en el bolsillo exterior de la funda para que se evapore la humedad sin afectar al instrumento.

Y si quieres limpiar la varilla, puedes hacerlo lavándola a mano en una cantidad de líquido detergente moderada y agua templada. Lavar el tejido exterior ayuda a activar la absorción de éste, incluso en una varita nueva, así que te recomendamos que lo hagas de vez en cuando para recuperar sus propiedades. Cuando está empapada, debes asegurarte que la espuma penetra en el tejido, y después enjuagarla y dejarla secar al aire libre. No lo olvides, la varilla siempre será más absorbente cuanto más limpia esté.

¿Cómo limpiamos el interior del labial de la flauta?

¿Alguna vez has sentido que no estás tocando del mismo modo en el que solías hacerlo? ¿O que tu sonido se pierde y no está centrado? ¿Has probado a mirar entonces el el interior del labial de tu flauta?

En el interior del labial se pueden acumular todo tipo de partículas suspendidas en el aire que acaban dentro de la flauta. Además, nuestra propia respiración está también llena de partículas microscópicas de todo aquello que comemos y bebemos, por lo que es realmente importante una limpieza de los dientes y la boca antes de tocar.

No obstante, no solo lo que tenemos en la boca es lo que puede crear residuos. También lo que hay fuera. Por ejemplo, ¿llevas barra de labios cuando tocas? ¿Brillo? A la vista queda muy bien, pero un flaco favor le estamos haciendo a nuestra flauta. Al contrario de lo que podríamos pensar, este hecho no solo es habitual en mujeres, sino también en hombres, que suelen llevar protector labial.

Desde el servicio técnico de la firma americana Powell recomiendan cepillarse los dientes y eliminar cualquier resto en los labios antes de tocar ayuda a prevenir muchos daños, pero además, es necesario limpiar esta parte de la cabeza de la flauta regularmente. ¿Con qué frecuencia sueles hacerlo tú? ¿Todas las semanas? Obviamente, la frecuencia en la limpieza va a depender de cuanto toquemos. Si solemos tocar bastante, es posible que necesitemos limpiarlo con más asiduidad. Simplemente hay que observarlo. Para ello te resultará mucho más fácil hacerlo utilizando el zoom de una cámara y así ver de modo ampliado cómo está el interior. Esto también puede ayudarte a ver las áreas que necesitan limpieza.

Y ahora la pregunta, ¿cómo se limpia? 

Es bastante simple.

Simplemente necesitas un pallillo limpiador de oídos y un poco de alcohol. Entonces, humedecemos el palillo de los oídos con el alcohol y cuidadosamente lo pasamos por el interior del labial.

Es muy importante intentar llegar hasta la parte inferior. También se puede utilizar agua en lugar de alcohol. Ahora bien, es muy importante asegurarnos de que no estamos utilizando ningún objeto puntiagudo que pudiera dañar la flauta.

Y como siempre, si está demasiado sucio o consideras que tienes algunas dificultades para poder limpiarlo bien, mejor consulta con tu técnico de referencia. 

X