Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

Roberto Feliciano, el creador del Rhino Flute Resonator

Roberto Feliciano, el creador del Rhino Flute Resonator

Roberto Feliciano no es músico. Aunque lleva más de quince años en su taller dedicado a la reparación de instrumentos musicales, Roberto Feliciano es en realidad ingeniero, pero sus accesorios para instrumentos de viento están revolucionando el mercado. Su último invento para flauta, una alternativa al corcho, ha roto con estereotipos y ha conseguido dejar con la boca abierta a muchos flautistas a uno y otro lado del Atlántico. El puertorriqueño ha visitado Sanganxa y nos ha contado en exclusiva todos los detalles sobre el Rhino Flute Resonator.rhino-1

¿Cuál es la principal novedad que el Rhino Resonator aporta a una flauta?

La principal novedad es que te permite eliminar el corcho. El corcho lleva utilizándose más de 700 años y nunca ha cambiado, ha habido mejoras en el diseño de la flauta pero el corcho sigue igual, es un elemento que hace presión, que está silenciando la vibración. El corcho absorbe el sonido.

Mi idea nace al principio como un tapón, pensando en aquello que quiero sellar pero con la menor presión posible. Fue cambiando a resonador, porque incluía unas gomas que permitían cambiar el sonido (puede ser brillante u oscuro). Además, añado el elemento del contrapeso, que juega con el balance de la flauta.

¿Esto significa que ha llegado el principio del fin del corcho?

Hay muchas razones por las cuales esto debiera ser así. El corcho es un material que es poroso, absorbe humedad y con el tiempo se va deteriorando. Por la salud del músico, esto debería cambiarse prácticamente cada año. En cambio, el resonador puede durar toda la vida.

Y otra de las cuestiones que hay que plantearse es ¿quién quiere limitar la flauta? Es como si alguien agarrara la campana de tu instrumento cuando estás tocando, eso opaca el sonido y no deja la flauta libre.

¿Por qué de latón?

Yo he conseguido un latón que para mí es el ideal por la resonancia, por cómo se comporta el material, etc. Pero en estas investigaciones, he descubierto que el material es importante, pero lo fundamental es el diseño. No necesariamente el material va a hacer que un instrumento suene mejor si no está acompañado de un buen diseño.

Con este diseño diferente, a la gente le ha costado un poco adaptarse al cambio pero con un resultado después muy favorable. El Rhino Flute Resonator tiene mejor proyección, mejor sonido, rápida respuesta y es duradero.

Aparte de conseguir mayor proyección del sonido, ¿de qué forma facilita la emisión?

Al quedar tan libre la flauta, el resonador va a ayudar a que ciertas notas no sean tan difíciles, la flauta responderá mucho más fácil.rhino-colocacionEl Rhino te permite ajustar el timbre, ¿de qué forma?

Para modificar el timbre, se puede cambiar el material del anillo, se pueden conseguir dos tipos de sonido diferentes (brillante u oscuro). La idea es que, una vez que consigas la goma que tú quieres, no tengas que cambiar el resonador.

Presentaste el Rhino Resonator en la 43 Convención de la NFA celebrada este verano en Washinton D.C. ¿Qué respuesta encontraste?

Esta fue la primera vez, pero muchos de mis clientes ya lo habían descubierto y se fue corriendo el boca a boca. En la Convención, David Straubinger me visitó, me pidió probarlo y me confesó algo. Me dijo: “Te felicito, yo llevo muchos años haciendo flautas y no he logrado hacer esto”. Ese día en la Convención, todos lo que probaban la flauta con el resonador, la escogían entre sus favoritas. Está claro que el resonador aporta algo más, independientemente de si el instrumento es de estudiante o de profesional.

Algunas estadísticas hablan de que en torno a un 50% de los flautistas son escépticos al uso de accesorios ¿Cómo responderías a alguien que se plantee si son necesarios o no?

De los resonadores que hay en el mercado, el mío lo que cambia es el corcho, se mantiene el mismo tornillo de la flauta original, la misma corona. No estás alterando nada del fabricante y le estás dando la libertad a la flauta para que suene como debiera sonar, lo más natural posible sin restricciones. ¿Quién no quiere que algo mejore? Dicen que la especie que sobrevive es la que se adapta al cambio, a lo nuevo. Actualmente la flauta no es lo que era, ha ido cambiando y la gente se ha ido adaptando. Tengo mucha gente que se ha atrevido a probarla y me llama para darme las gracias, por ejemplo personas mayores que no tienen tanta fuerza y necesitan proyectar. Esto les ha servido para volver a igualarse.

Ahora estás preparando otra novedad, una corona.

Ahora voy a lanzar una corona que quienes la han probado ya me han pedido que les reserve una. Es un mecanismo diferente que puede funcionar en conjunto con el resonador o por separado. La corona tradicional de la flauta es como si fuera una tuerca, tiene una rosca que a veces entra de manera forzada en el corcho. En este caso, una corona así puede limitar el resonador, que vibre menos y haga más presión hacia un lado. Por primera vez, yo he hecho una corona con una rosca completamente distinta: con un sistema que gira, que hace que esté libre, que no note esa presión y que deje libre también el resonador. Se va a llamar la Rhino Rocker Flute Crown.

banner compra post rhino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X