Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

El mantenimiento de la trompa

Para que nuestro instrumento nos dure muchos años, es necesario seguir unos pasos muy básicos que nos permitirán alargar su vida y mejorar su funcionamiento. Pese a que los instrumentos están fabricados con materiales que evitan la corrosión, la permanencia de la humedad dentro del instrumento puede llegar a provocarla. Por ello, es muy importante que cada vez, después de haber tocado, extraigamos las bombas de los cilindros y eliminemos cualquier resto de humedad (saliva).

No debemos olvidar mantener presionada la espátula correspondiente al cilindro que estamos retirando puesto que de no ser así, se produciría una reducción de presión del aire dentro del tubo, creando una succión que podría provocar un mal funcionamiento del rotor o incluso daños en el interior del tubo. Si la trompa tiene llave de desagüe, no debemos olvidar extraer la humedad por esta parte.

Para mantener el cuerpo de la trompa en perfecto estado, debemos frotar la superficie del instrumento con un paño o gamuza de limpieza. Hoy en día podemos encontrar gamuzas específicas bien para instrumentos plateados o bien para instrumentos lacados. Si lo que queremos es obtener un mayor brillo, utilizaremos un paño de silicona (por ejemplo las Silicon Cloth de Yamaha).

 

Una vez por semana….

Es conveniente extraer las tapas e las válvulas de los rotores y aplicar unas gotas de aceite a los rodamientos del rotor. A continuación, debemos eliminar el aceite sobrante y volveremos a colocar las tapas. Moveremos las espátulas repetidas veces para distribuir el aceite de manera uniforme.

El siguiente paso a seguir será aplicar un poco de aceite al vástago del rotor y al receptor y también a cada articulación. No debemos olvidar retirar el aceite sobrante con un paño.

 

Una vez al mes….

Retirar las bombas de los cilindros. Envolver una varilla de limpieza con una gamuza sin dejar que quede ninguna parte metálica al descubierto. A continuación introduciremos la varilla tanto en las bombas como en las partes interiores para eliminar cualquier resto de suciedad. También podemos utilizar, en vez de una varilla y una gamuza, un escobillón, especie de alambre flexible cuyos extremos son dos cepillos. Actualmente puedes encontrar Kits de mantenimiento que facilitan mucho este trabajo.

Cuando hayamos retirado toda la suciedad (incluida la de la parte exterior de la bomba), aplicaremos un poco de grasa para bombas, introduciendo éstas y haciéndolas deslizar varias veces para que la grasa se distribuya uniformemente. Finalmente retiraremos el sobrante.

Al menos una vez al año….

Para la limpieza del instrumento, podemos preparar una solución de agua con jabón especial para metales, de 10 a 15 partes de agua tibia por 1 de jabón (por ejemplo el Brass Soap de Yamaha). Extraeremos las bombas de los cilindros antes de introducir el instrumento en la solución. Aplicaremos esta solución embadurnando el cepillo del extremo de un limpiador flexible y limpiaremos el interior de los tubos. Por último, enjuagaremos bien con agua para que no queden restos de jabón ni suciedad. Para ello haremos pasar el agua por las bombas en la dirección opuesta a la de la circulación del aire.

Después de haber secado bien, aplicaremos aceite y grasa.Por último, aplicaremos un poco de agua con jabón en un cepillo para boquillas y lo insertaremos. A continuación, enjuagaremos la boquilla con agua.

Como regla de oro, debes dejar las reparaciones en manos de un experto y realizar revisiones con frecuencia.

 

Aceites y grasas

Si queremos un buen aceite para que la maquinaria de nuestra trompa funcione de una forma excelente, podemos decantarnos por el aceite sintético Rotor de Hetman. Este nos proporcionará un rendimiento duradero de la válvula rotativa.  El aceite Hetman protege los rotores y las carcasas de la válvula contra la corrosión y el desgaste, al mismo tiempo que mejora el sellado de la válvula. Además, este aceite sintético no hincha los topes de goma ni daña los componentes de plástico de nuestra maquinaria.

Su envase de 22 ml.  con punta de aguja nos facilita mucho la aplicación. Lo podemos encontrar en dos grados de viscosidad:

Para el engrase de las bombas, existen varias opciones. Si no lo has probado,  te recomendamos que pruebes el Tuning Slide Oil Sintético de Yamaha, proporciona un ajuste deslizante especial de larga duración  y movimiento deslizante suave. Tiene una viscosidad media y no se amontona en los extremos de los tubos deslizantes. La formulación de este producto protege también contra la corrosión y el desgaste de las bombas.

 

Fuentes: Yamaha, Hetman

 

Rubén Martínez

Trompista y especialista de producto

 

 

 

 

2 comentarios en “El mantenimiento de la trompa

  1. He comprado una trompa junior nueva en Consolat del Mar a mi hijo (8 años) y el profesor dice que tenemos que cambiarla porque está baja de afinación. ¿Cómo lo hacemos? ¿Si nos cambian la trompa, cómo vamos a saber que no está baja?

    • Hola María, evidentemente esto solo se puede saber probando el instrumento. No conocemos la manera de proceder en estos casos por nuestros colegas de Consolat de Mar, pero le puedo informar de cómo funcionamos en Sanganxa para evitar estos casos. Aquí, cada instrumento que entra primero debe reunir unas características y calidad adecuada a su cometido, es algo que exigimos a las marcas que configuran nuestro catálogo. Aun así, cada instrumento es revisado por uno de nuestros especialistas, que es músico y comprueba que todos esté en perfecto estado. Después pasa una revisión a manos de nuestros técnicos en el momentos antes de la venta. Con todo este proceso, garantizamos que el instrumentos sale de nuestros almacenes en perfecto estado. También vienen profesores con sus alumnos a probar el instrumento en nuestras tiendas y además, ofrecemos en algunos productos, un servicio de prueba de 7 días para que el profesor de el ok o no (argumentado claro está) a la compra. Esperamos que pueda resolver este problema. Saludos cordiales.-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X