Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com
 

¿Cómo escogemos la manopla y flipper más adecuado?

¿Cómo escogemos la manopla y flipper más adecuado?

MANOPLA Y FLIPPER

A veces vienen a nuestro taller haciéndonos preguntas sobre qué tipo de manoplas utilizar para la trompa. Si les recomendamos un flipper y cuál sería.

Para empezar, el uso de manoplas y del flipper depende de cada músico. Es verdad que cuando usamos la manopla estamos protegiendo el metal de nuestro instrumento de factores corrosivos. Éstos suelen ser el sudor de las manos y la suciedad. También es cierto que si no la quitamos de vez en cuando, la manopla podría ocasionar el efecto contrario. Debajo se pueden formar todo tipo de hongos que afectarán a nuestro instrumento. Por este motivo nosotros recomendamos mejor el uso de una manopla con velcro. Es fácil de poner y quitar para limpiar nuestro instrumento a menudo después de tocar.

Por otra parte están los trompistas a los que no les gustan las manoplas. Es porque sienten que el sonido les cambia. Tenemos que tener en cuenta que todo lo que le añadamos a nuestro instrumento modificará el sonido. Sobre todo si está cerca de nuestro tudel como es el caso de la manopla y el flipper.

En la actualidad existen en el mercado varios tipos de manoplas según gustos, modelos y necesidades:

Esta manopla de la firma Neotech está hecha de neopreno y evita bastante que la humedad de nuestras manos pase a través de ella. Normalmente sirve para cualquier tipo de trompa.

Este es un modelo Green Line de DürkHorns que se utiliza colocándolo directamente en la mano y no el instrumento. Para muchos es realmente muy cómodo y sencillo de usar. De este modo conseguimos una sujeción más firme pero sin la presión que ejercen las manoplas tradicionales sobre el tudel. Además, el sudor no se queda en el instrumento. Están hechas a mano en Alemania, con materiales 100% orgánicos. Incluyen el proceso de curtido, sin productos químicos en el tratamiento de la piel ni otros agentes alérgicos e irritantes que pueden contener las manoplas de bajo coste.

Este modelo de Alexander es uno de los más clásicos. Se ajustan perfectamente al instrumento para poder sujetarlo con facilidad y además, ayudan a proteger el acabado del intrumento. Su ajuste al instrumento permite que no se deslicen. Llevan una cinta de velcro para cerrarlas y son muy fáciles de eliminar para limpiar el instrumento. No obstante, a veces no funciona en todas las trompas, ya que la separación para insertar el apoyo del pulgar varía de una trompa a otra.

Existe otro tipo de manopla que también hace la misma función del flipper. Para muchos es una buena opción ya que evitan tener que soldar el flipper al instrumento.

La mayoría de flipper que existen en el mercado se tienen que soldar. Sin embargo existe un modelo que se atornilla a nuestro tudel con un pequeño complemento. Este es un tipo de flipper que simplemente se suelda al cuerpo del instrumento, lo que hace que el tudel no sufra ningún tipo de peso adicional. Bajo mi punto de vista, creo que éste es una buena opción si queremos decidirnos por un flipper soldado.

Este es el otro tipo de flipper que va soldado, como podemos ver se ubica entre el tudel y el cuerpo del instrumento.

Y el último modelo que se consigue bastante en el mercado es el que acoplamos a nuestro tudel por medio de un tornillo. Para algunos este modelo no es la mejor opción porque consideran que el tudel podría sufrir algún daño.

Como dijimos al principio el uso de la manopla y del flipper depende más de gustos, necesidades y presupuesto. Recuerda siempre que en caso de duda es mejor asesorarte en tu taller y tienda de confianza, donde siempre te atienda personal cualificado.

Franchesco León Pereira

Técnico Viento Metal Taller Sanganxa.

Deja un comentario

X