Envios GRATIS a partir de 99 €

Excelente 4.67 / 5.00 de 184  

(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

Protege tu instrumento durante el verano

Protege tu instrumento durante el verano

¿Te vas a la playa? ¿A la montaña? ¿En coche? ¿En avión? Sean cuales sean tus planes de estas vacaciones, aunque estés pensando dejar aparcado el estudio durante unos días o llevártelo contigo en la maleta, no olvides que debes proteger tu instrumento durante el verano. Para que no te resulte muy complicado, desde el Taller Sanganxa te damos unos sencillos consejos para que a la vuelta de tus vacaciones tu instrumento continúe en perfectas condiciones. ¡Toma nota!

Protege tu instrumento de viento madera:

key-klips-cuida-tu-instrumentoControla la temperatura

Aunque no todos los instrumentos son sensibles de la misma manera al cambio de temperaturas, la madera es especialmente delicada en estos casos. Las temperaturas extremas no son buenas para ningún instrumento, esto está claro, por lo que siempre es conveniente evitar los cambios bruscos. Además, para que tu instrumento se acostumbre de manera progresiva, puedes hacer lo siguiente: abre tu escuche y deja que el instrumento se airee unos minutos antes de empezar a tocar para que se adapte al ambiente poco a poco.

Guárdalo en su estuche original

Si no lo vas a utilizar durante unos días, recuerda limpiarlo bien y guardarlo siempre dentro del estuche. Si no lo haces, te puedes encontrar con alguna sorpresa (óxido en las llaves, por ejemplo) a la vuelta de tus vacaciones.

Cierra las zapatillas

Si, por el contrario, vas a viajar con él, es recomendable llevarlo siempre dentro del estuche y, además, dejar cerradas las zapatillas para que éstas no se desajusten. En el caso del saxofón, por ejemplo, puedes usar los Key Klips, que sujetan las llaves y además ayudan a prolongar la vida de las zapatillas. También pueden encontrar sistemas similares para otros instrumentos.

Protege tu instrumento de viento metal:

hetman-aceites

Humedad

En los instrumentos de metal, es importante mantener a raya la humedad, y más aún en verano. Por eso, conviene extremar el cuidado y secar muy bien el instrumento después de tocar. Además, te recomendamos que lo dejes guardado dentro del estuche, y más aún si estás en zonas de playa o cerca del mar para evitar el óxido del metal.

Buena lubricación

Con el verano, deberás prestar especial atención en el engrasado. Ten en cuenta que con el calor se secan más los instrumentos, por lo que será necesario aceitarlos con mayor frecuencia. Aunque tengas pensado dejarlo aparcado por unos días, engrásalo más a menudo, mueve las bombas y echa aceite en los pistones, en los rotores o en la vara para que no se encasquillen. Si prefieres, puedes utilizar un aceite más denso. En este caso no tendrás que aumentar la frecuencia del engrasado, pero recuerda que, antes de aplicarlo, deberás limpiar los rotores o los pistones para no mezclar aceites de distintas densidades.

Si durante estas fechas reduces tu actividad, también puede ser una buena época para llevarlo a reparar al taller y hacerle una revisión con calma. Depende de las condiciones en las que esté tu instrumento, puede que necesite estar varios días en el taller, por lo que te recomendamos hacerlo con previsión y así  el inicio del curso te pillará más que preparado.

Pídenos una cita

Ya sabes, si quieres relajarte estas vacaciones pero quieres evitar sorpresas indeseadas a la vuelta de tu descanso, te animamos a que sigas estos consejos de mantenimiento del instrumento y esperamos que retomes el curso con las pilas cargadas y el instrumento preparado.

¡Feliz verano!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X