Envios GRATIS a partir de 99 €

Excelente 4.67 / 5.00 de 169  

(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com
*

¿Cual es el mejor instrumento de estudio para empezar?

¿Cual es el mejor instrumento de estudio para empezar?

¿Qué instrumento compro?

Esta es la primera pregunta que se realizan los padres cuando les dicen que sus hijos deben comenzar con un instrumento y que sin duda, deberíamos estudiar con mayor detenimiento porque puede ser la primera causa del éxito o del fracaso en el devenir del alumno.

 

Cada día se empieza antes con el instrumento

Hoy en día, el inicio con el instrumento se da en edades muy tempranas, coincidiendo en muchos casos con el primer curso de lenguaje musical.

Así pues, nos encontramos con niños de 5 o 6 años que ya empiezan a tocar sus primeras notas.

Esto, que sin duda tiene innumerables beneficios pedagógicos como así se ha demostrado en diversos estudios, presenta a la vez algún que otro inconveniente puesto que muchas veces los alumnos empiezan con instrumentos que no están adaptados a su desarrollo fisiológico lo que repercute negativamente en los mismos llegando a causar incluso el abandono.

banda-trombones

Como especialistas en viento, vamos a centrarnos en este tipo de instrumental, comentando lo que para nosotros representan los mayores errores a la hora de esta primera elección y las alternativas que ofrece el mercado actual ante este tipo de necesidad.

No todo vale por ser un niño

Empezamos por exponer el ejemplo de la Comunidad Valenciana,  zona de nuestra influencia directa y en la que más de 500 sociedades musicales, con 40.000 músicos y 60.000 alumnos la convierten sin duda en la más prolífica cantera de todo el ámbito nacional. Ante la crisis económica, es evidente que la cultura es una de las primeras damnificadas y por ende, las Sociedades Musicales y sus escuelas de música, que son el núcleo donde empieza a gestarse toda esta gran “masa musical”.

Las Sociedades Musicales, como agente cultural arraigado a la cultura de cada pueblo, tienen un carácter altruista y son entidades sin ánimo de lucro, que  dotan a los más jóvenes de todas las herramientas necesarias para que puedan iniciarse en el mundo de la música, y generalmente esto incluye también el instrumento. Y esto, a día de hoy y con los escasos recursos con los que cuentan las mismas para hacer frente a una sociedad en la que los más pequeños gozan de infinidad de estímulos donde poder obtener recompensas inmediatas y sin tanto esfuerzo y constancia como el que requiere la música, es un problema.

cimarmonica-juvenil

Con este artículo no pretendemos en ningún momento ser críticos con la labor de las Sociedades Musicales, que realmente hacen lo que pueden con lo poco que tienen y eso es verdaderamente loable, pero sí invitar a las mismas, a las autoridades políticas, a los padres  y a los profesores que son quienes realmente pueden valorar qué instrumentos sí son aptos, a una reflexión a fondo ante esta situación.

Los 2 errores más frecuentes en la elección del instrumento

1.- Instrumentos viejos en deficientes condiciones

El primer caso, que se da con mucha frecuencia en las Sociedades Musicales, es dejar los instrumentos viejos que los adultos apenas pueden hacer sonar, para los niños.

En nuestro taller entra mucho material de este tipo en el que la notita pone “hacer lo mínimo para que suene”.

Con todo nuestro respeto, y como hemos comentado ya, siendo conscientes de las dificultades económicas  tanto de las Sociedades Musicales como  de las familias, esto es un error que sumado a las múltiples opciones que tienen los niños a la hora de realizar sus extraescolares, ayuda a que éstos abandonen pronto los estudios musicales en favor de otras actividades donde se requiere menos esfuerzo para conseguir resultados inmediatos.

old-trumpet

2.- Instrumentos baratos y  de baja calidad

El otro error que se comete, siempre desde nuestro punto de vista, es dar al niño un instrumento nuevo, eso sí, pero con deficiencias en su fabricación que a los pocos meses de uso aparecerán en forma de problemas mecánicos, de fabricación o afinación y que harán que el alumno encuentre cada vez más complicado el poder llevar una evolución constante en su estudio diario.

A este tipo de instrumental, tan apetecible por precio al principio, hay que añadir otro problema, que es su complicada y costosa reparación.

Su fabricación en metales de baja calidad dificulta la realización de soldaduras limpias, encontrar piezas de recambio es harto complicado ya que están fuera de los estándares de fabricación por lo que muchas veces hay que adaptar los repuestos con lo que la reparación se encarece mucho.

Un buen instrumento debe durar varios años, asegúrate que te ofrecen repuestos originales para posibles reparaciones.

Además se añade que son productos con poca regulación tanto medioambiental como referida a controles de calidad y salubridad. 

SONY DSC

Por todo esto, les aconsejamos que mediten si realmente quieren que su hijo estudie música y hablen con los profesores para que les puedan aconsejar un instrumento de calidad que, sin hacer un gran desembolso, les permita evolucionar y realizar un trabajo diario en condiciones y que sin duda será un refuerzo para que continúe con sus estudios musicales.

Desde Sanganxa les ofrecemos asesoramiento técnico por parte de especialistas y diferentes posibilidades de financiación para que acceden al instrumento que necesitan, en cómodas cuotas.

Solicita más información en info@sanganxa.com

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X