Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

Café con bemoles: Juan Pardo

Café con bemoles: Juan Pardo

Juan Pardo es de esas personas que saben sacarle jugo a la vida. Disfrutar de sus pasiones, la música y cocina, sea en el lugar que sea pero  sin olvidad sus orígenes. Nuestro primer café con bemoles  para este trombonista alcañizano de pura cepa, que disfruta del día a día en tierras lejanas.

¿Cuándo empezaste con la música y por qué elegiste el trombón?

Bueno, empecé con 13 años. La verdad que fue una casualidad que el trombón se pusiera en mi camino. Pues yo, no sabia ni lo que era y cuando fui a pedir instrumento en la banda de mi pueblo (Unión Musical Nuestra Señora de los Pueyos), pedí la trompeta (todavía me avergüenzo, jajajajajaja) parece ser que en esa época había mucho trompetista y casi ningún trombonista. Así que ese fue el motivo. Él destino lo puso en mis manos, para bien y para mejor!

Eres un trombonista con una amplia experiencia internacional, primero en México, en la orquesta Filarmónica de Jalisco, y recientemente como trombón solista de la Orquesta Nacional de Armenia. Explícanos como ha sido tu experiencia ¿Deben perder los jóvenes el miedo a salir de “casa”?

Como experiencia ha sido impresionante. Cuando sales de tu zona de confort, es cuando suceden las cosas! Yo animaría a que la gente salga, que viva, que arriesgue y que aprenda de otras culturas. No hay verdades absolutas y eso te hace madurar como persona y profesionalmente. Algunos nos cuesta un poco más eso de madurar, pero se lleva bien!

 

¿Cómo mantienes contacto con los tuyo aquí en España?

Bueno, santa tecnología…para lo bueno y para lo malo. En fin, hoy en día tenemos miles de opciones para estar en contacto con la familia y los amigos. Redes sociales, whatsapp, Skype…un sin fin de opciones!

¿Tu mejor recuerdo en un escenario?

Un recital que di en el Teatro Degollado (México), viví uno de esos momento donde disfrutas y haces disfrutar al público. La energía era increíble, todo fluía. Como cuando vas a un restaurante, terminas un plato y estas deseoso de que sorprendan con el siguiente!

En la orquesta una 3ra de Mahler. La responsabilidad de resolver la partitura, disfrutarla y sentir el apoyo, compañerismo de tus colegas. Eso no tiene precio!! Para lo demás MasterCard!!!

¿Y el peor?

Peor, fue en Monterrey haciendo la 8va. de G. Mahler y vi que había más gente en el escenario que de público. Eso me partió el alma. Tanto esfuerzo y que algunas veces no se valores, es un poco difícil de asimilar!

Vemos que utilizas un trombón americano en tu día a día…¿por qué Shires?

Bueno, yo he sido del Bach 42 de toda la vida. Y cuando probé el trombon que estoy tocando ahora me enamoré. Para mí un instrumento tiene que ayudarte en el trabajo que desarrollas habitualmente.

Que me permita buscar colores, arriesgar en los matices. En fin, un instrumento cómodo! Y en este caso mi Shires “Custom” me lo permite.

Un instrumento que aguanta genial en los fortísimos de la orquesta con una proyección increíble y a su vez me deja tocar pianisimos con mucha más facilidad que con otros instrumentos!

De sobra es conocido que los músicos tenemos alguna manía o “cosita rara”. Tú que has tenido compañeros de todas las nacionalidades…¿qué es lo más raro que has visto hacer a un músico?

Bueno me ha tocado de todo, desde santiguarse antes del concierto, a llenar el suelo bajo el atril de un millón de cacharros para respirar, trapos, aceites…vamos, eso parecía un mercadillo!

Vamos a tu otra pasión, la cocina….¿se ha perdido un gran cocinero profesional?

Jajajaajajaja!!! La verdad que como suelo decir, hago fotos increíbles, pero la comida sabe muy mal. La verdad que me apasiona cocinar y cuando puedo lo hago. Yo creo que es una parte que contrarresta a mi trabajo diario. Pues necesitamos mucho tiempo para resolver cosas con el instrumento y al contrario de la cocina con 2-3h resuelves cosas muy interesantes. Claro la cocina profesional es otra historia…además de esta manera yo cocino para amigos y familia, de la otra manera tendría que dar de comer a todo el mundo!

¿Cocina española o cocina internacional? Cuál es tu plato preferido

Uffff!!! Qué difícil! Soy un enamorado del flamenco y de la paella o arroces con cosas. En este mundo me metió el tuba de la Filarmónica de Jalisco, Tomás Alemany…el es un maestro con esto y aprendí muchas cosas de él…no solamente de paellas.

¿Qué te comerías antes de un concierto en el que tienes un papel comprometido?

Normalmente suelo comer algo de pasta, pero con una salsa ligeros. Nada de chile y ajo…que me encanta.

La cocina ha sido y es muy importante en tu vida, hasta el punto que te han dedicado una composición a raíz de tus dotes culinarias ¿puedes explicarnos esto?

Bueno, la verdad que cuando más disfrutas con amig@s, es alrededor de la mesa. Ahí compartes tu vida, aficiones y pasiones. En mi caso como comentas es cocinar.

Un día comió en mi casa el famoso trompetistas/compositor venezolana Eduardo Manzanilla, ya me había compuesto una pequeña obra para trombón solo “Araban en Caracas”, me escuchaba estudiar estudios de Arban en el teatro y como gracia me compuso un merengue para trombón solo.

Después de comer un día en mi casa, compuso la Suit Pardini’s. Que tuve la suerte de estrenarla en el ITF el año pasado en Redlands (USA).

Vemos que eres muy activo en redes sociales…. ¿tiene explicación pública el hastag #chupalagambamaripuri?

Bueno, eso es el título de una canción algo picantilla. Empezó como una broma un día haciendo paellas en México y hasta ahora que la sigo usando. Os animo a escucharla, es muy divertida y festiva.

¿Cómo crees que te definiría la persona que mejor te conoce?

Uffff!! Extraordinariamente normal!!!

Tu trombonista favorito es….

..cada uno tiene su cosa! Pero para mí un referente musical es Michel Becquet.

¿Con qué compositor te gustaría tomarte un café con bemoles?

Yo creo que me tomaría un café con M. de Falla.

 

Juan Pardo (Alcañiz, Teruel)

Trombón solista de la Orquesta Nacional de Armenia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X