Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

Amplía tu registro de manera natural con el A.P.E. de Warburton

Amplía tu registro de manera natural con el A.P.E. de Warburton

¿Quieres ampliar tu registro de manera natural? Conoce cómo funciona el A.P.E. (Anti-Pressure Exerciser), un pequeño aparato que te ayuda a obtener un registro amplio —sobre todo pensado para los agudos— sin necesidad de apretar demasiado la boquilla.

Todos sabemos que esto es así: para llegar a los agudos tenemos la tendencia natural de apretarnos la boquilla contra los labios. Y, en muchas ocasiones, tanto nos apretamos que terminamos arrepintiéndonos… ¿verdad? Los trompetistas sabemos que, cuando estamos cansados, el apretar un poquito puede ayudarnos a seguir tocando. Lo malo es que si lo hacemos, demasiado cortamos la circulación sanguínea y se acaba el juego…

Fue Dean Psarakis —antiguo trompetista cuya carrera musical fue truncada por un ‘accidente’ con su dentadura— quien concibió la idea original del A.P.E., y se le ocurrió de una manera muy curiosa.

dean_psarakis_web_350x290x6_ffffff

Él cuenta que un día, conduciendo a casa después del trabajo, estaba tocando la boquilla en el coche (¡no lo hagáis vosotros, porque os multa la policía!). El caso es que se percató de que, incluso sin la trompeta, ya estaba ejerciendo una presión excesiva sobre sus labios. Perdía respuesta y afinación, resistencia, y por supuesto notaba el dolor del labio… ¡Demasiadas pistas para darse cuenta de que eso era algo malo!

Así, tan pronto como llegó a casa, empezó a esbozar dibujos de lo que sería un aparato que impediría al trompetista seguir vibrando en caso de apretarse demasiado la boquilla, y que, en definitiva, le enseñaría a tocar con la presión adecuada, ni más ni menos.

 Ese boceto original estaba muy bien, pero era demasiado caro para producirlo en serie. De esta forma, Dean contactó con Terry Warburton, quien entró en juego dando otra vuelta de tuerca al diseño del A.P.E., mejorándolo tanto desde el punto de vista práctico y musical como desde el punto de vista técnico y ergonómico.

 Psarakis practicó con el A.P.E. durante meses, y los resultados superaron sus expectativas. Afirma que al principio le sorprendía lo rápido que ese cacharro taponaba la boquilla y le impedía seguir ascendiendo hacia el registro agudo —eso nos molesta a todos—, pero después de unas cuantas sesiones de práctica empezó a conseguir dominarlo y a aumentar los límites de su registro, así como la cantidad de aire que podía soplar por la boquilla sin apretar como antes.

Al retomar el estudio con la trompeta, enseguida fue consciente de todo lo que apretaba antes. Pero eso era de esperar. Lo que no esperaba tanto fue que, además, su sonido estaba más centrado y más afinado que nunca, gracias a una correcta vibración en las notas agudas.

En resumen, en unos cuantos meses Dean mejoró varios aspectos de su técnica, los cuales él mismo detalla en los siguientes puntos:

ape-plastic-09_web_350x862x6_ffffff

  • Aprendió a tocar con la cantidad adecuada de presión.
  • Desarrolló una mayor conciencia de que una presión excesiva es muy perjudicial.
  • Mejoró la claridad y el centro de su sonido en todo el registro.
  • Perfeccionó su flexibilidad y su ejecución de las ligaduras (gracias a la optimización de la vibración).
  • También mejoró el color y la ‘pureza’ de su sonido —como él mismo la llama— en el registro agudo.
  • Aumentó su resistencia.
  • Mejoró su ataque y su articulación.
  • Al verse beneficiado en el ataque, empezó a tener mayor sensación de seguridad en los pasajes y las entradas difíciles.
  • ¡Adiós al dolor de labios!

Aquí tienes, con gráficos, la explicación del funcionamiento del A.P.E.:

1.- En primer lugar, vemos la boquilla insertada en el aparato, y el agujero de salida del mismo.

ape1

2.- El muelle no está comprimido y la salida del aire está libre. No tendrás problema para tocar en esta posición.

ape2

3.- El muelle está ligeramente comprimido y la salida del aire empieza a cerrarse. Empezarás a notar que cuesta más tocar.

ape3

4.- El muelle se comprime aún más, por la presión de la boquilla, y la salida del aire está casi cerrada. Tocar así está empezando a ser muy difícil.

ape4

5.- La excesiva presión de la boquilla ha comprimido el muelle lo suficiente como para que la salida del aire se haya cerrado. No podrás seguir tocando hasta que reduzcas la presión y la salida del aire pueda volver a abrirse.

ape5

 

Fuentes: Trumpetland y Warburton

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X