Envios GRATIS a partir de 199 €
(+34) 96 292 81 43 info@sanganxa.com

¿Por qué asignaturas como Historia de la Música te pueden servir para tocar mejor?

¿Por qué asignaturas como Historia de la Música te pueden servir para tocar mejor?

¿Cuál es el valor de una asignatura como Historia de la Música? ¿De qué forma nos puede servir para mejorar como intérpretes? Aunque en muchos casos está considerada como una de las “marías” del conservatorio, Historia de la Música es una de esas asignaturas fundamentales para la formación integral del músico y sumamente útil para el intérprete. José Vicente Carbonell Vidal, profesor del Conservatorio Superior de Música Oscar Esplá de Alicante, nos explica de qué manera podemos aplicar estos conocimientos en nuestro aprendizaje de instrumento. ¡Toma nota!

Enfocada eminentemente a la interpretación, la formación musical que ofertan nuestros conservatorios deja de lado muchas veces aspectos importantes para la vida profesional del músico que van más allá del estudio técnico del instrumento. “Da la sensación de que la carrera de música es una carrera de obstáculos, porque el músico siempre quiere tocar algo más difícil, pero el músico no tiene que dedicarse sólo a la interpretación de notas, debe saber cómo se interpretaban las obras y en qué contexto”, asegura José Vicente.

En definitiva, se trata de que esta asignatura sea útil para la vida profesional del músico, que complemente su formación para hacer de él un mejor profesional.

jose vicente Historia de la Música
Jose vicente carbonell, profesor de Historia de la Música

¿Qué aspectos son claves para aplicar en nuestra formación como intérpretes?

La escucha

Es importantísimo saber escuchar. “El músico tiene que discriminar lo que está escuchando, saber por qué se hacía así, saber qué texturas, tipos de armonías… La discriminación auditiva es un pilar fundamental dentro del estudio de la música”.

El discurso

De un músico no sólo se espera que sepa interpretar una pieza, también que sepa hablar de ella, que sea capaz de expresarse, conversar y hablar de la música que está tocando. En este sentido, José Vicente es muy claro: “No podemos permitir que una persona que quiera estudiar en el Conservatorio Superior no sepa hablar sobre aquello que está tocando”.

La reflexión

Poniendo en práctica los dos anteriores, un músico debe de ser capaz de reflexionar sobre la música que escucha o sobre aquello que interpreta, una carencia que es bastante frecuente entre los alumnos de conservatorio. “Echo en falta que los alumnos sepan debatir, por ejemplo”, comenta el profesor.

La investigación

Aunque quizás esto se vea como algo mucho más lejano para un intérprete, José Vicente Carbonell considera fundamental abrir una puerta hacia la investigación y apuesta fuertemente por ello en sus clases. “Yo pido a mis alumnos que se inicien en la investigación en relación a la música de su localidad, para aprender cómo y dónde buscar información y donde siempre consiguen descubrir algo”, una forma de motivación que sirve para conocer la música desde puntos de vista muy diferentes.

Éstos son sólo algunos de los conocimientos que se adquieren con una asignatura como Historia de la Música, una asignatura que, a pesar del encorsetamiento y la paulatina reducción de horas a la que se ve sometida, busca formar parte de una formación musical integral. Es cierto que en el programa educativo de los conservatorios aún falta mucho por hacer a este respecto, y más aún en comparación con Europa, pero no debe perderse el objetivo principal que busca, en definitiva, hacer de nuestros intérpretes mejores músicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X